10 Simples consejos para ser un mejor padre

Si estás en camino de convertirte en padre o bien ya lo eres, creemos que estos 10 simples consejos pueden serte de gran utilidad para desarrollar una mejor relación con tus hijos.

1. Regálales tiempo. No es fácil en estos tiempos con todo lo ocupados que estamos pero la organización nos lo permite. Haz un plan de juegos, salidas, comidas, etc. y separa tiempo en tu agenda para dedicarte única y exclusivamente a tus hijos; ellos nunca olvidarán esos momentos. Ideal es que tengan una actividad en común, ya sea indoor o outdoor. Para las actividades outdoor andar en bicicleta o enseñarles a hacerlo es ideal, siendo éstas una excelente opción para la segunda.

2. No los sobreprotejas. Déjalos vivir. Es importante que tus hijos sepan que tu amor hacia ellos es incondicional y que pueden contar contigo en cualquier circunstancia, pero ellos también necesitan entender que sus acciones tienen consecuencias y que sus decisiones, buenas o malas, marcarán su destino.

3. No escondas tu cariño hacia ellos. Muchos de nosotros crecimos en una cultura donde no era costumbre que el papá demostrara afecto o que participara en la crianza de los hijos, pero sentir afecto, aceptación y seguridad de parte de un padre ayuda a que los niños desarrollen una buena autoestima y sean más seguros en lo que hacen. Comienza a hacerlo y notarás la diferencia en ellos.

4. Crea un ambiente de amor y respeto. Además del cariño hacia tus hijos y el tiempo que les dedicas, es importante que ellos vean que tú respetas a su madre, ya sea que tú y ella estén juntos o no. Esto dará a los niños la seguridad y estabilidad que necesitan para desarrollarse, además de un buen ejemplo para sus relaciones futuras.

5. ¡Aprovecha cada oportunidad que tienes!. Convierte los tiempos de comida, quehaceres de la casa, tareas de la escuela, viajes en el auto y cualquier situación en una oportunidad más de compartir y enseñar a tus hijos valores como: el amor al trabajo, ser agradecidos, la honestidad, servicio, trabajo en equipo, reciclar, etc. ¡Hazlo divertido y afirma los lazos con ellos!

6. Lee con tus hijos. Los niños siguen nuestros ejemplos; enséñales el amor a la lectura desde muy pequeños. Leer es una de las mejores maneras de garantizar que ellos tengan una vida de éxito. Ya cuando entren a la escuela, ayúdales con las tareas y el aprendizaje, ya que los niños con mejores resultados en general son los que tienen apoyo de sus papás.

7. Disciplínalos pero con amor y paciencia. Pon reglas claras, justas y razonables. Recuerda que el objetivo es que los niños desarrollen un buen comportamiento y carácter. No dejes que el enojo te domine; si es necesario toma tiempo para pensar y discutir con tu pareja la mejor manera de corrección que ayude a los niños a entender la lección y mejorar. También explícales la razón del porqué de de lo que hicieron está mal y las consecuencias que puede tener una falta. Las personas, incluidos los niños, en general entendemos mejor una decisión o castigo cuando se nos explica porque lo que hicimos está mal.

8. Enséñales con tu ejemplo. Si bien lo mencionamos arriba, no está de más profundizarlo: tus acciones hablan más fuerte que tus palabras. Tus hijos imitarán tu comportamiento lo quieras o no. Sé consistente en lo que dices y haces. Muéstrate ante ellos honestamente como un ser humano con virtudes y defectos y verás que ellos también aprenderán a confiar en ti y ser honestos siempre.

9. Crea memorias, guárdalas, y compártelas con ellos. Los momentos que estás viviendo hoy con tus hijos son la historia de tu familia y pasan tan rápido. No dejes que se te escapen. Toma la foto, graba el video, escríbeles una carta o tarjeta en esas ocasiones especiales. Compartir estas memorias te ayudará a recordarles de dónde vienen y guiarlos hacia dónde van en la vida.

10 simples consejos para ser un mejor padre

10. Comunícate en forma positiva. Anima a tus hijos a siempre dar lo mejor de sí mismos y resalta sus destrezas y virtudes, nunca los límites ni les cortes las alas porque necesitan tu apoyo. Ellos necesitan tu aprecio y aliento. Escucha a tus hijos; conoce sus historias, sus intereses y sus temores; déjales saber que pueden confiar en ti.

 

Esperamos estos consejos sean de utilidad para ti y todos quienes lo lean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *