Ejercicio durante el embarazo

Ejercicio durante el embarazo

Han pasado las fiestas y el verano se nos viene encima. Es por eso que les traemos un par de consejos sobre cómo realizar ejercicio durante el embarazo.

Antes se creía que no se debía, más bien recomendaban reposo, no alzar nada de peso y prácticamente estar en cama durante todo el embarazo. Hoy en día es todo lo contrario, doctores, matronas, entrenadores y algunas entidades recomiendan y promueven el ejercicio durante el embarazo.

Ejercicio durante el embar

Para esto se deben tomar en cuenta varios factores para saber si puedes o debes ejercitarte. El primero de todos, que tu médico tratante te lo autorice, que al examinarte te diagnostique un embarazo sano y sin antecedentes que pongan en riesgo tu salud o la de tu bebé. Otras variables son, el estilo de vida que llevabas antes del embarazo, si era activo o sedentario, si presentas alguna lesión que pueda impedirte o limitarte a la hora de hacer ejercicio.Si todo marcha bien y tu doctor te da la autorización, debes acudir a un entrenador capacitado para diseñar rutinas de ejercicio durante el embarazo

El tipo de entrenamiento dependerá de lo que te guste hacer, siempre recomiendo hacer ejercicios cardiovasculares, como: caminatas, bicicleta estática, natación, clase aeróbicas de salón o de baile, junto con un entrenamiento de fuerza que nos permita tonificar los músculos y mantener la masa muscular que posees, y siempre culminar con ejercicios de estiramiento y relajación.

La intensidad dependerá del acondicionamiento previo que tengas, es decir, si al quedar embarazada ya hacias spinning, por ejemplo, puedes continuarlo hasta que tu gestación te lo permita, aproximadamente hasta mediados del 2do trimestre, debido al crecimiento de la barriga; Si por el contrario, llevabas un estilo de vida sedentario, es recomendable hacer caminatas, usar máquinas como la elíptica o nadar, ya que son actividades de menos impacto y así prevenimos lesiones y un agotamiento excesivo.

La duración del ejercicio varía entre 30min a 1hr, pero todo dependerá de ti, de tu energía y confort, ya que en esta etapa no es aconsejable realizar entrenamientos extenuante y con sólo el objetivo de mantenernos, no para quemar grasa o desarrollar musculatura.

El motivo principal de hacer la actividad física, mejorar nuestra circulación sanguínea, generar endorfinas para controlar los cambios de humor, relajarnos, dormir mejor, entre gran cantidad de beneficios que podemos encontrar en la literatura.

Así que mamás! a levantarse de esa cama o sillón, ponganse su ropa deportiva adecuada a la actividad, busquen un buen cooler con agua y a mover el cuerpo! Así se sentirán mejor, llevarán un embarazo saludable y tendrán una recuperación posnatal más rápida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *