¿Eres una mamá millennial?

¿Eres una mamá millennial?

El concepto de mamá millennial es relativamente nuevo y aunque pareciera la unión de dos palabras opuestas, la realidad es bastante diferente y hoy las mamis millennials somos bastantes. Es algo simple de identificar y algo complicado a la vez, pero seguramente quienes lean esto entenderán a lo que me refiero.

mama millennial

Después de leer varios artículos acerca de esta nueva generación de madres me sentí muy identificada, ya que nos distinguimos por las siguientes características:

  • Somos consideradas como mamá millennial aquellas madres nacidas entre principios de la década de los 80 y finales de los 90.
  • Estamos siempre conectadas, teniendo perfiles en al menos 2 redes sociales (por lo general facebook e instagram) y dedicando en promedio 15 horas a la semana a revisarlas y actualizarlas, por lo general con historias y contenido sobre nuestros bebés, aunque también habrán videos nuestros contando cositas sobre ellos.
  • Nos gusta estar informadas, si tenemos alguna duda o queremos conocer más sobre un tema en particular, recurrimos a nuestro mejor amigo: “Google”.
  • Dejamos atrás los “miedos” de la maternidad de las generaciones anteriores: miedo a vivir en unión libre, miedo a ser madre soltera, miedo a ser madre trabajadora, miedo a quedarnos en casa, pero el más importante de todos: le estamos perdiendo el miedo al qué dirán y a las críticas si no criamos a nuestros hijos conforme a lo que opinen los demás. Nosotras somos madres, orgullosas de ser quienes somos y damos siempre nuestro mejor esfuerzo.
  • Mamá millennial es ser una compradora inteligente: buscamos recomendaciones de productos por todo internet antes de consumirlos y evaluamos los que hemos utilizado.
  • Nos apoyamos en nuestros smartphones, tablets o computadores para llevar registros de nuestra familia, las citas médicas de nuestros hijos e incluso para hacer las compras.
  • Publicamos y compartimos en nuestras redes sociales y sitios web los avances, logros y alegrías de nuestros hijos o una selfie con ellos por mera diversión.
  • Buscamos y compartimos tips con otras madres en internet, hemos abierto paso a las nuevas tribus virtuales a través de blogs, instagram, youtubers y grupos de facebook donde nos apoyamos en la distancia para la crianza de nuestros hijos (como en este blog).
  • Sabemos que la crianza de un hijo es cosa de dos, y que tanto padre como madre deben ayudar de manera equitativa en casa, así como con la educación y cuidado de los hijos, eliminando los estereotipos en los roles de género que tenían generaciones anteriores.
  • Estamos satisfechas con nuestros trabajos, puesto que no olvidamos nuestros desarrollo personal y no tememos pedir flexibilidad laboral para atender a nuestros hijos.
  • Sabemos que para tener hijos felices, nosotras también debemos ser felices, por ello también sabemos que es importante cuidarnos y dedicarnos tiempo para nosotras, para nuestro cuerpo, estar saludables y hacer las cosas que nos gustan. Todas necesitamos distraernos en el poco tiempo que tenemos para nosotras.
  • Podemos pasar horas y horas en Pinterest buscando cosas bonitas para decorar nuestra casa, la receta para nuestra siguiente cena, tips de crianza o consejos de moda que podamos aplicar en la vida real.
  • También hemos regresado a las prácticas tradicionales de la maternidad, promoviendo la lactancia materna, durmiendo con nuestros bebés cerca (colecho) y muchas cosas más que las generaciones de madres previas a la nuestra habían dejado de hacer.
  • Nos preocupamos por los ingredientes que se encuentran en la comida que le damos a nuestros hijos, procurando darles productos lo más orgánicos y sanos posible, ojalá libres de sellos.

En general, somos mamás apegadas a la tecnología y la usamos como una herramienta, informándonos constantemente sobre las cosas que nos interesan y buscando consejos para mejorar día a día la crianza de nuestros bebés.

 

Espero les haya gustado este posteo y sigan la conversación aquí abajo.

 

Valentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *